Investigación y Ciencia

La Investigación es un proceso de búsqueda de información relevante que, con la aplicación del método científico, nos lleva a entender, verificar, corregir y aplicar conocimiento.  La investigación se desarrolla a través de una serie de pasos para lograr el objetivo deseado o para llegar a obtener la información deseada. Ciencia es una serie de pasos, técnicas y experiencias que llevan al conocimiento.  La Investigación está basada en el método científico, método de estudio sistemático de la naturaleza que incluye: técnicas de observación, reglas para el razonamiento y la predicción, ideas sobre la experimentación planificada y la forma o modos de presentar o comunicar los resultados experimentales y teóricos. (Tamayo, 2002)

La investigación ayuda al estudio de hechos reales, ya que enfrenta y pone en contacto al investigador con la realidad, de esta manera entendemos y comprendemos mejor la realidad.  El éxito de una investigación está en saber desarrollar los procesos más adecuados y definir con precisión los objetivos de lo que se quiere realmente investigar. La actividad investigativa requiere de tiempo y espacio. Esto significa que el investigador no tiene un horario definido y requiere de un espacio donde dedique su tiempo a analizar los procesos y los resultados que va logrando. El proceso de investigación se caracteriza por ser sistemático, reflexivo y metódico. Por ello, el investigador debe tener vocación para, con paciencia y capacidad (Formación), obtener los conocimientos necesarios que ayudarán a solucionar los problemas científicos o técnicos del entorno.

En resumen, la investigación científica es la búsqueda intencionada de conocimientos y de múltiples  soluciones a problemas de carácter científico y técnico.

Importancia de la Investigación 

La investigación ha sido, es y seguirá siendo una tarea muy importante del ser humano. Estos procesos de investigación nos permiten establecer contacto con la realidad, a fin de que  conozcamos mejor nuestra naturaleza, nuestra forma de vida, nuestras limitaciones y nuestras fortalezas. La investigación es un estímulo para la actividad intelectual, incrementa la curiosidad, la creatividad y nos lleva en forma organizada a la solución de problemas para tener una vida mejor.

Los avances científico-tecnológicos que han logrado los países, llamados desarrollados,  han hecho que sus economías sean superiores y sus grupos sociales dispongan de mejores beneficios de la ciencia.  La investigación en estos países ha permitido lograr mejorar procesos y productos para mantenerse competitivos a nivel global. En cambio la ausencia o débil estructura de investigación en algunos países, los ha hecho altamente dependientes, aun teniendo un gran potencial en recursos naturales, siguen depredando y desperdiciando los grandes recursos naturales que disponen.

Las políticas actuales del Gobierno, en el sector educativo, promueven e incentivan la investigación. En mi criterio, son las Universidades quienes deben enfrentar el reto de buscar y encontrar soluciones a problemas locales, regionales y nacionales para, a través de la investigación, validación y transferencia de tecnología, dar a nuestras actuales y futuras generaciones los conocimientos y las herramientas necesarias para lograr objetivos concretos que nos ayuden  a reducir la pobreza, a enfrentar adecuadamente los efectos del cambio climático y mejorar procesos para dar valor agregado a nuestros productos primarios.

En el Plan Nacional del Buen Vivir el gobierno nacional señala que, “se vuelve imprescindible que las personas con más formación y más experiencia investigativa y en docencia, accedan a una carrera académica-investigativa” Señala además, que “la investigación que se realiza en las universidades debe transformarse en uno de los principales puntales de la transformación de la economía primario exportadora. Resulta indispensable ligar la investigación producida en las universidades a los institutos públicos de investigación a fin de crear sinergias que permitan aportar valor agregado a la industria naciona”.

Estos planteamientos abre las puertas a las Universidades a establecer contactos y alianzas con los Centros de Investigación, públicos y privados, nacionales e internacionales para desarrollar conocimiento, procesos y productos que conlleven a la innovación y consecuentemente al mejoramiento de la economía y del Buen Vivir ciudadano.

Tipos de Investigación

No hay una clasificación única para los procesos de  investigación. Depende del tipo de estudio a realizar para denominar el tipo de investigación. En forma general hay dos tipos de Investigación: la Investigación BASICA o PURA (Teórica) que busca conocimiento para ratificar o modificar teorías y la Investigación APLICADA, que es la que podemos replicar y que da  posibles soluciones a problemas por los conocimientos que se logran. Por los medios utilizados, para encontrar información tenemos la investigación documental, de campo o experimental. Por el nivel de conocimiento que se adquiere, podemos mencionar a la investigación exploratoria y descriptiva. Podríamos señalar que, para que una investigación sea realmente catalogada como científica, deberá estar Planificada, es decir tener una organización detallada, con objetivos claros, forma de recolección y análisis de datos y formato de informe. Por otro lado, debe contar con instrumentos de recolección de datos, ser original y objetiva, dejando de lado los intereses particulares del investigador o de los grupos involucrados y de situaciones particulares.

Los procesos de investigación que la Universidad ejecuta deberán estar orientados a desarrollar conocimiento que lleve a mejorar procesos y productos y a dar solución a problemas de su localidad, provincia, región y del País, así estaremos formando generaciones con mejor y mayor conocimiento y con más oportunidades de desarrollo.

Como mencionamos anteriormente, la investigación básica o pura desarrolla trabajos teóricos con apoyo experimental que, como resultado, tendremos nuevos conocimientos acerca de ciertos fundamentos de fenómenos y hechos. Este tipo de investigación analiza propiedades, estructuras y principios que ayudan a formular nuevas hipótesis, nuevas teorías y leyes. Es un proceso que lleva mucho tiempo y que la Universidad deberá determinar con mucho criterio el desarrollo de este tipo de investigaciones.

La necesidad de conocimiento y de tecnología que requiere nuestro país es myor en el campo de la investigación aplicada o empírica. Se requieren trabajos sistemáticos, basados en investigaciones, conocimientos y técnicas anteriores. Estos procesos de investigación deberán estar orientados al mejoramiento de nuevos materiales, productos, procesos y servicios que incidan en el desarrollo tecnológico y socioeconómico de los grupos sociales locales, provinciales, regionales y nacionales.

Es necesario también que la Universidad sea la encargada de desarrollar procesos de investigación económica y social, formando equipos de investigadores interdisciplinarios y  multidisciplinarios para buscar soluciones a problemas de diferentes sectores de la sociedad. Estos estudios podrán generar conocimiento y mejorar procesos macro y microeconómicos, mercados, estructuras productivas, salud, urbanismo, transporte, empleo, etc., información y conocimiento que llevará a generar innovaciones efectivas en el campo social, industrial, productivo y empresarial.

La SENESCYT está apoyando financieramente el desarrollo de procesos de investigación a través de Programas y Proyectos de Investigación, para lo cual ha definido como Programa a un conjunto coherente de Proyectos y otras actividades de un área específica de investigación de problemas identificados como prioritarios en el transcurso del desarrollo económico, social, tecnológico o científico. Por otro lado, define al Proyecto como un conjunto de actividades que tienen una razón para solucionar un problema en particular.

Está también apoyando o financiando Programas y Proyectos relacionados con la Innovación, Adaptación y Transferencia de Tecnología, con el objetivo de fortalecer la capacidad de generar, difundir y articular la demanda y transferencia de conocimientos tecnológicos para la Innovación en el sector productivo. En este campo se encuentran  Programas y/o Proyectos individuales de Innovación en Productos y Procesos, Programas y/o Proyectos pre-comerciales asociativos, Programas y/o Proyectos de Gestión de la Calidad. Se encuentran también  Programas de Articulación, Consolidación y Fortalecimiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación. Se requiere fortalecer la capacidad científica, tecnológica, la innovación y la difusión de los conocimientos, los procesos de transferencia de tecnología, la apropiación del conocimiento por parte de los grupos sociales, el liderazgo y la integración de la Universidad con la sociedad.