Sistemas de garantía de la calidad.

El Sistema de Educación Superior en nuestro país, al igual que en otros países de América Latina, experimenta una situación “transicional”, y está sujeto a una serie de desafíos y tendencias que muestran procesos convergentes pero también diferenciados.

Documentos como la Declaración Mundial sobre Educación Superior (UNESCO, 2009), resaltan la importancia de la evaluación y la acreditación, en el marco de una política pública. Estos procesos pretenden fortalecer la gestión de las instituciones de educación superior, en términos de calidad. De ahí que “garantizarla”, como un bien público, es precisamente el principal reto de la Universidad como organización social.

Sin embargo, según De Miguel (2004), debemos diferenciar claramente entre aseguramiento y garantía de la calidad, el primero alude a las estrategias que la institución establece para potenciar el aseguramiento de la calidad dentro de la institución mediante dos procedimientos: “a) mediante acciones planificadas de forma sistemática que nos permitan evaluar y mejorar los procesos y las prestaciones universitarias (quality assurance); y, b) mediante técnicas y actividades que nos permitan estimar si las instituciones cumplen los requisitos de calidad (quality control)”.

En cambio la “garantía de calidad”, determina los procedimientos externos que permiten acreditar ante la sociedad a una determinada institución. Son llevados a cabo por organismos ajenos a la institución universitaria, en el caso ecuatoriano, por el “CEAACES”.

De otro lado, la propia Carta Magna, establece:

Art. 351 “El Sistema de Educación Superior estará articulado al sistema nacional de educación y al Plan Nacional de Desarrollo; la ley establecerá los mecanismos de coordinación del Sistema de Educación Superior con la Función Ejecutiva. Este sistema se regirá por los principios de autonomía responsable, cogobierno, igualdad de oportunidades, calidad, pertinencia, integralidad, autodeterminación para la producción del pensamiento y conocimiento, en el marco del diálogo de saberes, pensamiento universal y producción científica tecnológica global”

Art. 353 “El Sistema de Educación Superior se regirá por un organismo público de planificación, regulación y coordinación interna del sistema y de la relación entre sus distintos actores con la Función Ejecutiva; y por un organismo público técnico de acreditación y aseguramiento de la calidad de instituciones, carreras y programas, que no podrá conformarse por representantes de las instituciones objeto de regulación”.

La Universidad Técnica del Norte (UTN), dentro de sus políticas institucionales ha institucionalizado desde años atrás, la “cultura de la evaluación”, cuya finalidad primordial es generar buenas prácticas, eficiencia, compromiso ético, pertinencia social”, que se impriman como características de identidad institucional. Ello sin lugar a dudas, presupone el compromiso de los diferentes actores institucionales para mejorar la calidad de la educación superior que se oferta.

Dr. Miguel Naranjo Toro MSc.

  [ Modelo Educativo UTN | 3.38 Mb ]