1. Honestidad.- En la Oficina del Estudiante prevalece el actuar con la debida transparencia en todos los propósitos a alcanzar en beneficio de los estudiantes.

2. Lealtad.- Guardar confidencialidad respecto a la información de la entidad. Velar por el buen nombre de la institución, dentro y fuera de ella y hacer observaciones y sugerencias que permitan elevar la calidad de la educación que se imparte.

3. Respeto.- El respeto implica la comprensión y la aceptación de la condición inherente a las personas como seres humanos con derechos y deberes en un constante proceso de mejora espiritual y material.

4. Solidaridad.- La disposición a ayudar a la comunidad universitaria cuando necesiten de apoyo. Actuar siempre regidos por la cooperación para lograr los objetivos propuestos.

5. Justicia.- Damos a cada quien lo que le corresponde de conformidad con sus méritos y los derechos que le asisten.

6. Pertenencia.- Mantenemos el deseo y la motivación de aportar al desarrollo institucional mediante nuestra capacidad intelectual y física para servir con el mayor agrado, haciendo el proyecto de vida compatible con el proyecto laboral.

7. Tolerancia.- Valoramos a los demás por lo que son y aceptamos con respeto lo distinto, lo diferente y lo que no es igual a nosotros.

8. Responsabilidad Ambiental.- Promover el cuidado del medio ambiente para garantizar la calidad de vida de las generaciones futuras, en el accionar de todas las áreas institucional y académica con la finalidad de generar prácticas responsables dentro del enfoque de sostenibilidad ambiental y la búsqueda de la eficiencia en los procesos para lograr un nivel óptimo en el uso de los recursos.

9. Convivencia.- Mantenemos la disposición al diálogo como punto de partida a la solución de situaciones producto de las diferencias que se presenten en la interacción cotidiana entre los distintos miembros de la comunidad universitaria.

LA ÉTICA, MÁS QUE UNA REGLA, ES UNA FORMA DE REFERENCIA A LA VIDA.