Num.4-2015-Art.6 | Producción de plantas de mora de castilla

image_pdfimage_print

Producción de plantas de mora de castilla

Ana Guerrón
Edison Espinosa
Estudiantes FICAYA / Agropecuaria
erech89@htmail.com

El presente estudio se realizó en la granja experimental Tumbaco, perteneciente al Programa Nacional de Fruticultura del INIAP, provincia de Pichincha. El objetivo fue analizar el efecto de diferentes reguladores del crecimiento así como dosis para lograr la brotación y el enraizamiento de estacas de mora de castilla Rubus glaucus, con y sin espinas, provenientes de la zona media y basal de las plantas madres de este cultivo. El sustrato fue elaborado con tierra negra, pomina y humus de lombriz en una relación 2:2:1 y se colocó sobre las camas de germinación construidas dentro de un mini-invernadero. El tratamiento con el que se obtuvieron los mejores resultados fue el T3, consistente en el empleo de una concentración de 1500 ppm de ácido indolbutírico (AIA), el que presentó una tasa de retorno marginal del 112 %; por lo tanto, fue el más rentable con el uso de las estacas tomadas de la zona intermedia de la planta.

Mora de castilla Rubus glaucus Benth. Foto: www.datuopinion.com/mora-de-castilla

Mora de castilla Rubus glaucus Benth.
Foto: www.datuopinion.com/mora-de-castilla

En el Ecuador existen aproximadamente 5247 ha de mora de castilla; que mayormente se encuentran en terrenos de productores pequeños y medianos. El rendimiento logrado es bajo, 3kg/planta/ ciclo, que ya que se considera óptimo cuando se alcanzan 5kg/planta/ciclo. Martínez (2007) señala que los bajos rendimientos se deben a diversos problemas tales como: mal manejo agronómico e inadecuado control de plagas y enfermedades en las plantaciones (Dicyt, 2008).

Las plantas producidas mediante las metodologías actuales de propagación asexual, presentan un alto porcentaje de mortalidad al trasplante debido a problemas fitosanitarios y a un sistema radicular débil. Por lo antes expuesto, el propósito de esta investigación fue evaluar el tipo de estaca más eficiente, diferentes auxinas y las dosis más adecuadas, para obtener plántulas de mora de castilla de calidad.

¿Cómo se hizo?

Mini invernadero con estacas de mora. Foto: Ana Guerrón y Edison Espinosa

Mini invernadero con estacas de mora.
Foto: Ana Guerrón y Edison Espinosa

La investigación se efectuó de mayo a diciembre de 2012, en la granja experimental Tumbaco, perteneciente al Programa Nacional de Fruticultura del INIAP, provincia de Pichincha. El experimento se desarrolló en un miniinvernadero. Se colocó el sustrato elaborado con tierra negra, pomina y humus de lombriz en una relación 2:2:1 sobre las camas de germinación. Este sustrato fue previamente desinfectado mediante vaporización con el objetivo de evitar la presencia de contaminantes.

Como primera etapa del estudio, se procedió a realizar un control fitosanitario a la planta madre de mora de castilla, también se le suministró riego un día antes de la colecta de las estacas en horas de la mañana. Las es tacas provenientes de las plantas se clasificaron de acuerdo con la zona de ubicación de donde fueron tomadas: (en estacas basales y estacas intermedias del tallo); posteriormente fueron desinfectadas con una solución de Captan. Seguidamente se procedió a la hidratación de las estacas durante 24 horas, sumergiéndolas en un recipiente con agua; luego de la hidratación de las estacas, se les lavó con lamdacialotrina.

Tratamientos

Para el primer ensayo se utilizaron estacas basales e intermedias del tallo de mora de castilla sin espinas. Los reguladores del crecimiento empleados fueron: IBA (ácido indo butírico) y ANA (ácido naftaleno acético) en tres dosis (2000, 3000, 4000ppm).

En el segundo ensayo se utilizaron estacas de mora de castilla basales e intermedias con espinas y se analizaron tres dosis (1000, 1500 y 2000 ppm) de IBA y ANA.

A partir de los resultados obtenidos en los ensayos anteriores, se planteó la realización del tercer ensayo que consistió en el uso de IBA en dosis de 1000, 1500 y 2000 ppm en estacas basales del tallo de mora de castilla sin espinas, más un testigo sin aplicación de hormona.

Después de la siembra en el sustrato húmedo se efectuó un riego (sistema de nebulización). Para el control fitosanitario durante el desarrollo de los ensayos se utilizó Captan, Benomil e Imidacloprid para el control de insectos. Previo a la siembra se sumergió la base de la estaca en la solución hormonal durante 10 segundos.

¿Qué se obtuvo?

Planta (T3) de mora de castilla mostrando un follaje color verde y libre de plagas, lista para el trasplante. Foto: Ana Guerrón y Edison Espinosa

Planta (T3) de mora de castilla mostrando un follaje
color verde y libre de plagas, lista para el trasplante.
Foto: Ana Guerrón y Edison Espinosa

  • Las concentraciones de ANA aplicadas el ensayo uno: 2000, 3000 y 4000 ppm, en las estacas de mora de castilla sin espinas no tuvieron efecto en la brotación, lo que indica que no hubo efecto de la hormona en los tratamientos en estudio, debido probablemente a que las dosis utilizadas fueron muy altas y existió un desbalance entre citoquininas y auxinas.
  • Las dosis de ANA aplicadas en el ensayo dos: 1000, 1500 y 2000 ppm, en las estacas de mora de castilla con espinas, ejercieron efectos positivos en el porcentaje de estacas enraizadas, el mejor tratamiento fue el T10 con el 62,5%.
  • El porcentaje de estacas enraizadas a los 60 días, se observó que el tratamiento T3 (1500 ppm de ácido indolbutírico), alcanzó el 50% de enraizamiento; por lo tanto, fue el mejor resultado obtenido en el estudio.
  • En cuanto al número de estacas brotadas a los 45 días, los mejores tratamientos fueron el T3, T4 y T2, con una media de 1,56; 1,40 y 1,31 brotes por estaca, respectivamente. Al analizar el número de estacas brotadas a los 60 días, se observó que los mejores tratamientos fueron el T3, T4 y T2, con una media de 1,49; 1,31 y 1,22 brotes por estaca, en su orden.
  • El porcentaje de sobrevivencia fue del 75% para el tratamiento T2, que correspondió a la mejor respuesta.

Datos importantes

El tratamiento T3, consistente en el empleo de una  concentración de 1500 ppm de ácido indolbutírico, presentó una tasa de retorno marginal del 112 %; por lo tanto, fue el más rentable con el uso de las estacas tomadas de la zona intermedia de la planta. Los resultados obtenidos en este estudio son alentadores debido a la importancia que tiene este cultivo para el país. Se deben continuar los estudios relacionados con el manejo de la mora de castilla en las subsiguientes fases, con vistas a lograr una tecnología adecuada para obtener mayores rendimientos.

2 Comments

on “Num.4-2015-Art.6 | Producción de plantas de mora de castilla
2 Comments on “Num.4-2015-Art.6 | Producción de plantas de mora de castilla
  1. Es muy interesante que los estudiantes realicen estas investigaciones en varios productos de la canasta básica, ademas se debería incursionar en la orbita de la comercialización, ver modelos en la que se recomienda al productor por sectores en el pais que deberían sembrar y hasta cuanto, esto con la finalidad de mantener el equilibrio entre la oferta y la demanda con la finalidad que los precios se mantengan estables….
    Gracias

Comments are closed.